Este es el primero de varios artículos que escribiré en base a la experiencia de mi reciente viaje a esta maravilla de Isla. Hay cientos de artículos sobre Islandia y sus lugares más emblemáticos por lo que no tendría mucho sentido escribir uno más. En este caso intentaré resumir unos cuantos consejos si pretendes llevarte unas buenas fotos de la isla. No todos los lugares se fotografían de la misma manera, ni con el mismo impacto, depende de decenas de factores, entre los más importantes están al tiempo y la hora del día.

Pero bueno, entremos en harina con esta localización en concreto, Jökulsárlón.  En realidad es un solo lugar, pero son dos localizaciones fotográficamente muy diferentes, y sinceramente a nivel fotográfico de las que más me han gustado de todo el viaje. El lugar básicamente es el final de un glaciar que desemboca en el mar aportando al paisaje un colorido azul intenso de bloques de hielo flotando sobre el agua.

Existen dos zonas claramente diferenciadas, a un lado de la carretera y tierra adentro está el lago y al otro lado de la carretera, la playa, más conocida como “playa de los diamantes” por el espectáculo de los bloques de hielo esparcidos por toda la orilla.

Jökulsárlón, el lago

Como comentaba más arriba a un lado de la carretera y tierra adentro se encuentra el lago. Un inmenso y preciso lago glaciar con cientos de cascotes de hielo flotando y vistiendo el paisaje de un azul frío e intenso. Merece la pena darse un buen paseo por las orillas del lago en busca de la localización perfecta para la foto, y por descontado para disfrutar del lago en toda su extensión. Esta localización es buen lugar para verla al atardecer ya que podrás ver ponerse al sol de frente al tiro de cámara y por detrás del lago. Aprovechando esos rayos de luz intensos y naranjas del atardecer proyectados tanto al cielo como a los bloques de hielo. En este mapa os indico el punto exacto donde nos colocamos nosotros para ver la puesta de sol. No fue todo lo intensa que nos hubiera gustado porque estaba bastante nublado al final, pero pudimos sacar media docena de fotos aceptables al menos.

Jökulsárlón localizacion
Punto donde situamos nuetros trípodes esperando ver caer el sol.

Las principales recomendaciones para esta localización son:

1.- Explora el lugar con tiempo. 

Lo ideal es un par de horas antes del atardecer para buscar el mejor ángulo en función de la posición del sol, las nubes y los bloques de hielo. Es importante ir con tiempo para poder recorrer los rincones en busca del mejor encuadre.

Jökulsárlón sunset atardecer
Todos los rincones tienen su magia, pero si sabes mirar bien podrás traerte fotos como esta. La chica estaba ahí, le estaba sacando fotos su pareja, yo simplemente estuve atento y rápido.

2.- No hagas exposiciones muy largas.

Para las fotos del lago no conviene hacer exposiciones más largas de 1seg ya que los bloques de hielo se mueven, lentamente pero se mueven y si expones durante mucho tiempo aparecerán los bloques de hielo movidos.

Todos esos bloques de hielo se mueven lentamente, esta foto está tomada a 1/15

3.- Usa trípode y filtro degradado.

Es algo bastante extendido entre los paisajistas y muy necesario en los atardeceres para quitar luz a la parte de atardecer del cielo sin sacrificar las zonas en sombra. Un buen trípode es vital para poder disparar a velocidades bajas sin que aparezca la imagen movida. No te asustes, cada uno se complica la vida lo que quiere y sin necesidad de trípode ni filtros podrás llevarte una foto decente si sabes buscar el encuadre, la hora y la luz.

Un básico para este tipo de fotografía.

4.- Revisa los índices Kp.

Si tienes suerte y para esa noche hay buenos índices Kp y cielo despejado has triunfado. Puedes ir a picar algo mientras anochece completamente y tendrás allí mismo una localización perfecta para fotografiar auroras y jugar con los reflejos del lago.

 

Jökulsárlón, la playa

Y justo al otro lado de la carretera se encuentra “la playa de los diamantes” ya que en su orilla se encuentran verdaderas gemas de la naturaleza. En este caso es una localización bien interesante para el amanecer, ya que el sol sale más o menos por el horizonte (obviamente depende de la época del año, en este caso Marzo) y pegará con los primeros rayos del amanecer en los bloques de hielo de la orilla.

Hay varios consejos importantes a nivel fotográfico y de seguridad para esta localización.

1.- Cuidado con la olas

Para conseguir una foto bonita en esta localización hay que arriesgarse un poquito y meter los pies en el agua, por descontado es casi imprescindible ir con botas de pescador al menos hasta la ingle. Fotografiar fotos en la playa, ya de por si es un riesgo tanto para nosotros como para el equipo. Hay que fotografiar siempre con los dos ojos abiertos por si viene una ola despistada y nos pega un buen susto. El consejo parece obvio pero los fotógrafos tenemos el pequeño defecto de que cuando tenemos la foto ahí, a punto de caramelo no atendemos a maneras. Yo mismo sufrí uno de estos descuidos, tras más de 20min con olas que no pasaban del tobillo vinieron dos olas consecutivas que nos llegaron hasta el pecho. Yo mantuve el equilibrio de milagro (no olvidemos que en una mano está el trípode con la cámara) pero mi compañero cayó al agua y vivimos momentos de verdadero miedo porque literalmente se lo tragaba el mar. Al final todo quedó en un susto y el equipo y nosotros salimos sin lamentar nada grave. Mucho cuidado con el mar, a los largo del viaje hemos visto perder más de 5000 euros en material fotográfico en diferentes descuidos, gracias a dios no fue nuestro caso.

2.- Cuidado con los bloques de hielo

Esta playa tiene una peculiaridad en lo que a seguridad se refiere. En la orilla hay bloques de hielo que pueden pesar perfectamente varias centenas de kilos, no es poca broma. Puede parecer que es imposible moverlos, pero no olvidemos que el hielo flota, al igual que lo hace en un GynTonic, por lo que cuando viene una ola un poco hermosa, los levanta y los mueve como si fueran algodones. Como no estés bien colocado y a alerta y te pegue un viaje uno de los hielitos, tienes un problema y no pequeño precisamente. Mucho cuidado.

jokulsarlon hielos
Si te pilla uno de estos por banda, la llevas clara.

3.- Planifica la marea

Esta playa tiene una particularidad, las mareas influyen de manera notable en el número y tamaño de bloques de hielo que hay en la playa. Cuando sube la marea los bloques son arrastrados por el mar tierra adentro hasta el lago y en la playa quedan bloques de hielo pequeños y desperdigados. Por el contrario, cuando baja la marea estos mismos bloques son devueltos por el mar y a medida que baja la marea van quedando varados en la playa. Por lo tanto la combinación perfecta es pillar marea baja (o lo más cerca posible) y amanecer. En caso de no poder, es cuestión de valorar si quieres una luz bonita o unos bloques de hielo grandes. En nuestro caso la decisión la tomó el tiempo, el día que fuimos con marea baja estaba el tiempo tan desapacible que ni bajamos del coche, pero al día siguiente daban un amaneces despejado así que allí nos plantamos a pesar de estar la marea alta y por consiguiente pocos bloques de hielo.

Nosotros pillamos un bonito amanecer, a pesar de que no había muchos bloques de hielo.

4.- Sé previsor y madruga

Generalmente los momentos álgidos para la fotografía de paisaje suelen ser atardeceres y amaneceres y por si no te has hecho a la idea a pesar de lo idílico de las fotos no eres el único en la playa. No solo eso si no que se peta de gente intentando aspirar a fotógrafo National Geographic. Por lo que es importante anticiparse ir con tiempo de sobra antes del amanecer o atardecer, buscar el bloque de hielo más bonito y defender tu territorio con uñas y dientes.

Jökulsárlón playa diamantes
¿Está claro quién se levantó a las 5.00AM para coger buen sitio no? Mis compis, Luis, Manu y Jairo en primera linea.

5.- Dispara con exposiciones de 1 o 2 seg

Si eres alguien curtido en la fotografía de paisajes este consejo de poco te servirá, pero si no tienes mucha idea de este tipo de fotos este consejo te será de utilidad. En este tipo de fotografías queda muy espectacular ver el efecto del agua en movimiento. Esto se consigue realizando fotos con exposiciones largas que recojan todo ese movimiento. Para ello obviamente necesitarás tener un buen trípode para conservar la estabilidad. También es casi indispensable un filtro degradado para restar luz al cielo y conseguir que no se queme nada de la foto sin sacrificar el detalle en las sombras. Con exposiciones por encima de 1seg ya comenzarás a apreciar el efecto del agua en movimiento, presta atención y dispara la foto cuando la ola se esté retirando que es cuando más espuma genera y crea trazas más interesantes. Puedes hacer exposiciones del tiempo que quieras, cuando más tiempo, más efecto “seda” conseguirás, pero en este caso teniendo en cuenta que una ola puede mover un bloque de hielo no te aconsejo exposiciones muy largas ya que en cuanto se mueva el bloque de hielo, se irá al traste la foto.

Este es el efecto que conseguirás exponiendo 1 seg justo cuando la ola se retira.

Y estos son a grandes rasgos mis consejos para quien quiera visitar esta localización con intención de hacer fotos, aunque un consejo que no debes dejar de lado en todo el viaje es abrigarse. Pasarás muchas horas esperando atardeceres o auroras a temperaturas por debajo de cero. Cualquier capa de ropa será una buena aliada. Espero que os haya servido alguno de los consejos y si tienes cualquier otra pregunta no dudes en escribirla en los comentarios.

Si vas bien abrigado, todo irá sobre ruedas.

2 Comments

  • unmundopara3
    Posted 04/04/2017

    He de reconocer que no tengo ni idea de hacer buenas fotos y que este post esta genial para aprender. Vaya fotos más chulas!!

    • Mochilero Digital
      Posted 04/04/2017

      Muchas gracias unmundopara3, lo bueno que tiene Islandia es que a poco que cuides 4 detalles salen las fotos solas! 😉

Leave a comment