Esta entrada en el fondo es la correspondiente a dos días, solo que uno de ellos simplemente fue de vivencia del modelo americano en estado puro, es decir consumismo absoluto en uno de los Outlets más grande de la zona, el de Woodbury. La verdad es que era un poco reticente a dedicar un día a algo así, pero la cara de felicidad de Laura y aprovechando un día de mal tiempo, pues resultó ser un buen plan del que me viene con todos los regalos de navidad y unas cuentas cositas para mi por precios realmente increibles.

Tras la jornada de consumismo compulsivo y su correspondiente noche placentera por haber ahorrado (o gastado según se mire) un pico, el día ha amanecido con un sol radiante perfecto para recorrer Central Park en bici.

Tras reservar un cupón de descuento de Groupon con el que nos hemos ahorrado la mitad nos dirigimos a la tienda correspondiente para canjearlo. 20 dolares y teníamos bici para el resto del día. Solo teníamos intención de dedicar la mañana a Central Park y con la opción de 4h nos hubiera valido, pero mejor andar sin prisas y pudiendo devolverlas cuando nos diera la gana.

Pues como Pancho y Desi hemos ido con nuestra bicis a echar la mañana a Central Park. Con un día de esos de otoño radiantes de compañía hemos ido parando en cada rincón que lo merecía para exprimir todo lo posible nuestra estancia por Central Park. Unas cuantas pedaladas y otras tantas fotos y ya habíamos echado la mañana.

central park bici
Desi por Central Park
lago central park
Vistas del lago de Central Park
otoño central park
Un día de película en el pulmón de Manhattan
central park
A veces salgo en alguna foto

Devueltas las bicis hemos puesto rumbo hacia el puente de Brooklyn para ver atardecer desde el otro lado del puente con vistas a Manhattan. Lo cierto es que la luz del atardecer al pasar el puente ha sido que ni regalada, una delicia. El reloj ya marcaban las 3 pasadas de la tarde y aún no habíamos comido, la idea era ir a la mitica pizzeria Gimaldi´s pero nuestro gozo en un pozo, había una cola de asustar. Así que con un gofre en el garito de al lado nos dimos por comidos.

atardecer puente de brooklyn
Bendita la luz de los atardeceres
puente brooklyn
Laura haciendo la fotosintesis
puente brooklyn
Mirada al infinito
puente brooklyn
La geometría del mítico puente

Ya con el sol rozando el horizonte nos hemos acercado al parque que se encuentra a los pies del puente para ver como sen encendía Manhatan a la vez que el cielo iba fundiendose a negro. Un rato de contemplación sentados en un banco emulando a la mítica escena de la peli de Woody Allen y ya estábamos listos para la siguiente parada, The Top of The Rock.

Deshecho el camino, nos plantamos en el acceso al mirador del Top Of The Rock a las 18.40 como rezaba nuestros tickets. Otro lanzamiento meteórico más en ascensor y nos hemos plantado en el Top Of The Rock. Las vistas son una vez más increibles, con la diferencia que desde este mirador puedes ver el Empire Estato, cosa que desde el propio Empire Estate obviamente no puedes hacer.

Ya con los pies una vez más molidos y con ganas de descansar hemos puesto rumbo a nuestro apartamento para cenar y plegar pronto un día más.

top of the rock
Vistas del Empire State desde el Top of the Rock
puente brooklyn
Desde Brooklyn, viendo caer el día

Leave a comment