Segundo día en la gran manzana y tocaba por fin meterse en el corazón de Manhattan. La idea para el día de hoy era comenzar en Time Square e ir bajando por la grandes Avenidas de Manhatan hasta Chinatown para a última hora del día coger el ferry a Staten Islansd para ver encenderse a Manhattan desde el rio.

Durante la mañana fuimos paseando por varios iconos de midtown. Desde la Gran Central Station hasta The Public Library pasando por Rockefeller Center donde ya estaba instalado (aunque aún con andamios) el árbol de navidad y su pista de hielo donde la gente disfrutaba de la sensación de estar a punto de caerse bajo el árbol de navidad más grande de la ciudad. La verdad es que no es nada nuevo darse cuenta de que el cine miente más que habla, pero la verdad es que la pista de hielo es enana. Tras perdernos un poco por la calles llegamos a Bryan Park, un pequeño parque urbano que tiene una pista de hielo que sinceramente está más chula que la de Rockefeller.

rockefeller center
Estampa mitica del Rockefeller Center
catedral de San Patricio
La catedral de San Patricio
bryan park nueva york
Pista de hielo de Bryan Park
garnd central station new york
La Grand Central Station, un trasiego de gente constante
edificio chrysler
El edificio Chrysler, inconfundible
public library new york
Laura consultando el siguiente destino a las puertas de la Public Library

Nuestros estómagos empezaban a rugir un poco así que decidimos parar a comer una deliciosa hamburguesa en ShakeShak, una concurrida hamburguesería al aire libre a los pies del Flatiron que sirve unas hambuguesas de las dejan huella, pequeñas pero deliciosas y en un lugar más que agradable para parar a comer, un acierto sin duda.

flatiron nueva york
Mitico flatiron, el día no me permitió hacer la foto “postal” ya que estaba a contraluz.., así que a jugar con los ángulos

Con la panza saciada continuamos bajando por el barrio de Nolita hasta terminar sumergidos en oriente por las calles de Chinatown. Es increíble el cambio que da la ciudad en Chinatown, no parece que estés si quiera en Estados Unidos. Como si de un túnel que atravesara la tierra se tratara te encuentras absolutamente sumergido en la cultura del país del sol naciente. Hasta las incesantes banderas de las barras y estrellas desaparecen y casi hasta cuesta encontrar carteles con letras occidentales. Merece la pena perderse por las calles de Chinatown y ver como se desenvuelve el barrio. Cerca de Chinatown se encuentra Littel Italy o más bien se encontraba ya que Chinatonw ha dejado reducido a 4 restaurantes lo que en su día fue Litte Italy.

chinatown nueva yotk
Una autentica inmersión nipona en Nueva York

Tras el viaje a oriente cogimos el metro para llegar a tiempo al Ferry gratuito que lleva hasta Staten Island y poder contemplar Manhattan desde la lejanía mientras comenzaba a encenderse para dar entrada a la noche que a estas alturas del año es bastante temprano.

staten island estatua libertad
La imperterrita estatua de la libertad desde el ferry de Staten Island

Una vez de vuelta a tierra nos dimos una vuelta por Low Manhattan pasando por Federal Hall y Wall Street pero ya casi arrastrando los pies, nuestro querido iPhone nos marcaba 20km andados, suficiente para el body, el cuerpo pedía cama a gritos así que metro y directos a nuestro rinconcito en Brooklyn.

metro subway new york
Nuestras caras al volver a casa siempre son un poema.

Leave a comment